domingo, 16 de noviembre de 2014

TROPOS

Portada del libro TROPOS de Mario Fattorello
Los tropos del lenguaje son los estructurantes universales de lo que el ser humano intenta decir. La metáfora, la sinécdoque, la metonimia, en tanto estructurantes del lenguaje, se encuentran presentes en todas las lenguas. Estos elementos básicamente son los que le permiten a la comunicación humana, en general, decir lo que no se quiere decir, o mentir diciendo la verdad, son las reglas esenciales del juego de la incomprensión. La comunicación nació para no comunicar, podríamos decir que el precepto básico de la comunicación es:
"Toda comunicación humana debe ser esencialmente capaz de ser incomprensible o que toda comunicación debe poder decir lo que no dice".
Esta selección de conferencias y anotaciones, no es más que un manojo de metáforas, sinécdoques y metonimias estructuradas en un sistema de reglas con la intención de decir algo. Espero que en este " Decir algo" se haya podido "colar"  alguna verdad, si fuera así lo único que nos faltaría hacer para que TROPOS tuviera sentido, sería: resolver el crucigrama.

Capítulo 1
LOS ESPEJOS DE BLANCANIEVES

«De todos los arquetipos presentes en esta fábula, nos interesaremos por las relaciones especulares entre la reina y su espejo hablante, esto implica hablar del yo y del narcisismo.
Al hablar del yo, al hablar del narcisismo, estamos hablando en el plano de lo imaginario. Imaginario que viene de imagen, imagen que se refleja en el espejo, espejo en el que nos reflejamos para desarrollar una relación especular con el otro, que es nuestra imagen, el otro que se transforma en un espejo que habla.
Hoy comprobaremos una hipótesis: Que igual que el espejo de la madrastra de Blancanieve, todos los espejos hablan.»

Capítulo 2
UNA TEMPORADA EN EL INFIERNO

«Dios fue creado por los obsesivos
Fue creado para los fóbicos
Fue negado por los perversos
Fue crucificado por los histéricos
Y resuscitó por obra y gracia de los psicóticos...»
«Desde el principio de la historia siempre han existido todas las clasificaciones psicopatológicas, pensemos sino en el principio de los tiempos allá por el año cero, en el jardín del Edén. Adán obsesivo de libro, que como todo obsesivo crédulo, cae en las redes de Eva. Eva, la primera histérica, que con su deseo de deseo insatisfecho, con su insatisfacción crónica, no se contenta con el Paraíso y se come la manzana de la tentación. La Serpiente, la gran manipuladora, la psicópata, que fue puesta por el Padre, pero que éste reniega de ella, su destino no podría haber sido otro que la psicopatía. Por último no nos queda más que Dios para representar a la Psicosis, la locura, porque sólo un psicótico, sólo un loco, se le puede ocurrir tamaño delirio.»

Capítulo 3
DURMIENDO CON EL FANTASMA

«Aparentemente la naturaleza nos dotó de un solo tipo de amor, el amor propio, el cual era necesario para garantizar la supervivencia de la especie. Entonces sólo somos capaces de querernos a nosotros mismos. Pero, ¿qué es lo que pasa en el enamoramiento? ¿Como se puede querer a otra persona? Este fenómeno se da por la identificación, el objeto va tomando tantas características del sujeto, que al final el sujeto (enamorado de sí mismo), termina enamorado de sus propias cosas que ahora están en el objeto externo de amor. De esta manera el sujeto sigue enamorado de sí mismo en la otra persona. Como pueden ver, a veces el fantasma, con quien dormimos somos nosotros mismos

Capítulo 4
MÁS ALLÁ DEL NARCISISMO

«Las proyecciones narcisistas de los padres sobre los hijos, hacen que su hijo sea el objeto del deseo de los padres y la ubicación como objeto del deseo imposibilita la constitución de un sujeto deseante. Este proceso empieza antes del nacimiento del hijo, En el momento en que los padres planifican el nombre y lo escogen de acuerdo a lo que el nombre representa para ellos...»

Capítulo 5
EL FANTASMA DEL INCESTO

«… Para vivir más satisfactoriamente no tenemos que afanarnos buscando un objeto parcial o total que llene nuestras vidas ya que éste no existe y por lo tanto el no encontrarlo nos produciría frustración. Sino, darse cuenta que la satisfacción se encuentra en el mismo intento de búsqueda de ese objeto. En conclusión, aceptar la no existencia del objeto pero paradójicamente vivir buscándolo. Esto es sinónimo de vida.»

Capítulo 6
UNO

«¿Porque es tan fácil mentir? Porque es una característica del lenguaje, para eso existe lenguaje, para no decir lo que se quiere decir. A final de cuentas nadie entiende lo que dice el prójimo, hasta hacer el amor es un lugar común de la incomprensión. He aquí el punto central de mi conferencia, allí donde tratamos de comunicarnos dejamos de ser el N°1 y nos transformamos en "N" (todos los números), dentro de los eslabones del tejido del lenguaje. Una manera en que se manifiesta en la lengua este naufragio en "N", es el "Uno". Uno cree…, uno dice…, uno es…»

Capítulo 7
HOMOSEXUALIDAD, ?

«Si entendemos la sexualidad como la representación psíquica que tenemos de nuestro sexo y a la genitalidad como el sexo que le corresponde a cada género y comprendiendo que a nivel de las representaciones el objeto no es homosexual sino heterosexual, entonces la homosexualidad no existe. En todo caso deberíamos hablar de otro término que creo jamás ha sido utilizado antes: Homogenitalidad»

Capítulo 8
EL DES-SER ÉTICO O LA ANTIÉTICA COTIDIANA

«Partiremos de una máxima: el moralista es un perverso redimido. Lo cual no quiere decir que no ser moralista signifique que se siga siendo un perverso no redimido. No se puede hablar de moral, no se puede ser moralista si no se ha conocido la tentación, si no se ha vivido lo que se niega con la moral, esta enseñanza la encontramos desde la esencia de la moral occidental cristiana, para que Cristo comprenda cómo redimir a los hombres debe pasar por las tentaciones en el desierto. No se puede ser moralista sin haber sido inmoral, y de esto saben mucho los neuróticos.»

Capítulo 9
LA FIESTA

«Un conocimiento atávico nos hace reconocer de inmediato el significado de la palabra Fiesta. Pareciera que nuestro mundo interno mental existiera una idea arquetípica sobre la institución de la fiesta. El sentido (no consciente) de la fiesta nos preexiste, y nos hace partícipes de él; pero la fiesta debe tener una historia, y como historia debe poseer un principio. Hoy trataremos de buscar el sentido primero de la Fiesta ¿desde cuándo existe? ¿Por qué se instituye y mantiene? ¿Cuál es su historia? ¿Cuál es el sentido de esa historia?»


Comentarios del autor en el año 2013 al cumplirse 20 años de la publicación de Tropos: «...Veinte años después, mirando hacia atrás, aquel librito, aquella reunión de conferencias ingenuas pero valientes, se me propone como el principio del fin  de la era de los papagayos, el final de la repetición, el comienzo de dejar de repetir como loros lo que se nos venía diciendo: el ocaso de los ídolos. Recuerdo esa época como un aguacero de críticas que reclamaban con horror «¡Eso no es lo que dijo Freud!». Para dejar de escuchar esas críticas de urracas, nació la Escuela de Psiconomía.»

Contraportada del libro TROPOS de Mario Fattorello

TROPOS
ISBN 980-296-327-5
Todos los Derechos Reservados, ©
© Mario Fattorello, 1993 Prohibida la reproducción total o parcial sin autorización por escrito del Autor.

No hay comentarios: